En su función de directora de empresa, Ana encabeza el equipo de Lísola y es el miembro principal del equipo audiovisual de cada temporada.

Ana trasteaba con todo tipo de cámaras analógicas y una sala de revelado entre las paredes de su casa desde que era pequeña. Como no podía ser de otra manera cursó los estudios universitarios para formarse en el medio audiovisual y trabajó como fotógrafa de eventos y fotógrafa de moda para firmas conocidas a nivel internacional. Ella es la fotógrafa principal de un pequeño equipo maravilloso que captura imágenes frescas, naturales, huyendo de posados estrictos y logrando que la pareja siempre se sienta cómoda. 

Álvaro y Nacho se encargan de la parte de vídeo de la empresa. También tenían muy clara su vocación desde el principio y comenzaron su andadura como cámaras de documentales. Trasladar sus conocimientos a los vídeos de boda les permite ser los cámaras principales de un equipo que conoce la importancia de ser invisibles durante la grabación para que el día de la boda plasme cada plano de una forma cinematográfica. 

Todos son conscientes de que cada fase del proceso tiene mucha importancia en su trabajo: desde el primer contacto con el cliente, el día de la boda, la edición y retoque fotográfico hasta la fase final de entrega. Miman cada detalle y trabajan con pasión con cada pareja. Siempre buscando nuevas fuentes de inspiración y sin dejar de formarse ni de invertir en nuevos materiales. Todos comparten la idea de estar al día en un mundo audiovisual que evoluciona constantemente y comparten sus conocimientos entre cada miembro del equipo para aprender unos de los otros. 

Si quieres que cuenten tu historia llegando mucho más allá que unas fotos anodinas o unos vídeos forzados, sino reflejando en las imágenes las sonrisas, las lágrimas, la emoción; si buscas que plasmen el día de tu boda con naturalidad, creatividad y elegancia, Lísola es la opción perfecta.

contenidos © John Johnsoncreado en Bluekea